Reseña Histórica

Los Archivos en la Colonia

En la época colonial, la documentación de carácter oficial no reposaba en los lugares de ultra mar. En las distintas colonias solo quedaba una copia que diera fe de los trámites administrativos que aquí se realizaban. Los motivos eran porque en los inicios del proceso de conquista la documentación original se tramitaba directamente en el Consejo de Indias (ubicado en Sevilla España).

A medida que el proceso de urbanización y adaptación de las Colonias al sistema político administrativo de la metrópolis se fue agudizando, la documentación se fue multiplicando, debido a que en muchas ocasiones los originales se mandaban al Consejo de Indias, una copia se quedaba en la región involucrada, y una última copia se mandaban a la capital de los distintos virreinatos. Para el caso específico de Venezuela, primero dependimos de la Real Audiencia de Santo Domingo y luego del Virreinato de Nueva Granada. No fue sino hasta ya bien avanzado el siglo XVIII cuando Venezuela empezó a depender administrativamente de sí misma, con lo que podemos encontrar un mejor orden documental en sus distintas y diversas temáticas.

Orígenes del Archivo General de la Nación

El AGN tiene sus orígenes en la creación del Registro Público, en el año 1836. Por decreto del General José Antonio Páez se dispuso que la documentación de carácter histórico, depositada en las escribanías públicas, se destinara al Archivo Nacional y al Registro Público.

Más adelante, durante el mandato del presidente Antonio Guzmán Blanco se le dio forma jurídica al Archivo General por medio del Decreto del 27 de enero de 1877. Posteriormente, un grupo de intelectuales despertaron el interés del entonces presidente Juan Vicente Gómez en la construcción de un edificio donde pudieran reunirse los valiosos documentos históricos, y con ellos, las fuentes originales y auténticas de la historia de Venezuela.

Años más tarde, con motivo de la conmemoración del primer Centenario de la Independencia, se dispuso por Decreto del 19 de marzo de 1910, la construcción de varias obras públicas, entre las cuales se eligió un edificio para el Archivo Nacional ubicado en la avenida Urdaneta, entre las esquinas de Carmelitas y Santa Capilla. Su inauguración se celebró el 19 de abril de 1911. En este recinto, el Archivo Nacional funcionó durante 96 años.

El 28 de marzo de 2009, en pro de la dignificación del patrimonio histórico de la nación, tras un gran proceso de mudanza, se inauguró una nueva sede de los fondos  documentales y bibliográficos del Archivo General de la Nación “Francisco de Miranda”, ubicada en el Complejo Cultural Foro Libertador, hecho que marcó un hito en la vida archivística del  país.

Esta edificación, inaugurada en el año 1983 cuenta con todas las especificaciones técnicas funcionales; posee una Sala de Consulta y amplios archivos de almacenamiento  para el patrimonio documental, con condiciones óptimas de conservación y preservación (ubicación, mobiliario, iluminación, temperatura, humedad y seguridad) y con  la requerida proyección hacia el futuro.